calendar correo curso diplomado horas lugar in-company magister magisteres programa-avanzado quotes reloj telefono contacto contacto grad video
Search
Coincidencias exactas
Buscar por
Seleccionar todos
Magisters
Diplomados
Cursos
Profesores
Noticias
Páginas

La ingeniería tiene un rol clave en el mundo pospandemia

La ingeniería tiene un rol clave en el mundo pospandemia
Compártelo en tus redes sociales:

En la nota publicada por El Mercurio, el Decano de la Facultad de Ingeniería UC, Juan Carlos de la Llera comenta sobre la labor que debe tener la ingeniería en una sociedad después de la pandemia de covid-19. Léela completa a continuación:

Fuente: El Mercurio.

Para enfrentar la actual crisis se requiere de soluciones tecnológicas innovadoras y los ingenieros con sus conocimientos deben liderar este desafío. Hoy, las facultades de ingeniería están impulsando investigaciones y trabajando desde distintas áreas para detener el avance del covid-19.

A estas alturas decir que el mundo se divide entre un antes y un después de la irrupción del covid-19 puede sonar como un cliché, pero sin duda representa muy bien lo que ha sucedido. La ingeniería -como quizás ninguna otra área- y sus profesionales están llamados a proporcionar soluciones innovadoras para enfrentar los desafíos, los problemas y las oportunidades que está dejando esta pandemia.

Como formadores de futuros ingenieros, las facultades de ingeniería de las universidades tienen una labor esencial, ya que deben entregar las herramientas necesarias para contar con profesionales que comprendan su real aporte en situaciones como las actuales. Hoy, por ejemplo, académicos, investigadores y alumnos están impulsando investigaciones y trabajando desde distintas áreas para detener el avance de este virus.

Para Carlos Jerez, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibañez, la ingeniería tiene un rol clave en el mundo pospandemia. “En particular, será fundamental para el diseño e implementación de estrategias, dispositivos, herramientas y sistemas que logren reactivar la matriz productiva, minimizando el riesgo de futuros contagios, y a su vez, sostener algunas de las positivas transformaciones que ha traído la crisis. El mundo deberá ser mucho más tecnológico y científico en el futuro”.

Juan Carlos de la Llera, decano de la Facultad de Ingeniería UC, Consorcio UC-USM The Clover, coincide en que la ingeniería y las tecnologías deberán jugar un rol fundamental, pero a la vez – dice –, muy distinto. “Debemos mostrarle al mundo entero, muchas veces escéptico del conocimiento, que descubrir a través de la investigación no es un juego de entretención intelectual, sino la única fórmula que nos puede permitir finalmente vivir”.

Y agrega: “Las ingenierías deben ayudar a la sociedad a producir esta convergencia entre el conocimiento científico, las tecnologías y las grandes necesidades, incluso aquellas emergentes y aún desconocidas, y que pueden ser más letales incluso que este virus, para así generar respuestas que pongan en primer lugar la vida y el bienestar de las personas, por sobre cualquier otro interés propio. Como siempre, las ingenierías y tecnologías pueden ser parte del problema actual -globalización-, pero sin duda, son parte central también de su solución”.

Samir Kouro, director de Innovación de la Dirección General de Investigación, Innovación y Emprendimiento de la Universidad Técnica Federico Santa María, destaca que desde el punto de vista de la ingeniería, hay muchas cosas que se pueden hacer poscovid-19. “Desde el hardware o software o ya más de inteligencia artificial, sumando al prototipado y fabricación rápida, han sido las enseñanzas que nos ha dejado esta pandemia y que seguro los ingenieros e investigadores que trabajan en estos temas van a generar nuevas tecnologías para no solo futuras pandemias, sino que para otras crisis o situaciones que requiera la humanidad”.

Adicionalmente, Carlos Saavedra, rector de la Universidad de Concepción, sostiene que la crisis sanitaria muestra que Chile debe recuperar su capacidad de producción en áreas estratégicas como la industria en salud. “Diversas iniciativas de ingeniería desde las universidades muestran que el talento y las capacidades están presentes en nuestro país para contar con una industria tecnológica con capacidades para aportar en crisis como la que actualmente vivimos”.

Capacidades

El covid-19 ha impuesto también fuertes desafíos para las facultades de ingeniería. James McPhee, vicedecano de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile, comenta que se han tenido que adaptar -como muchos otros- de manera muy acelerada a los desafíos que ha impuesto la pandemia. “Nos hemos beneficiado de las capacidades instaladas previamente, que percibíamos serían importantes, pero que en el actual contexto se han vuelto también urgentes e imprescindibles. Además, la infraestructura y el capital humano existente en la facultad, el extraordinario talento y compromiso de nuestra comunidad, ha permitido responder a desafíos de la pandemia con iniciativas específicas en análisis de datos y equipamiento”.

Julio Villalobos Contreras, director del Centro de Transporte y Logística de la Universidad Andrés Bello, señala que el aporte esencial, desde la ingeniería, de una entidad como la que lidera, es apoyar el desarrollo integral del país con énfasis en las personas, la sostenibilidad y la eficiencia, sustentados en la generación y difusión de conocimiento aplicado y la integración de los actores relevantes de este sector.

“La ingeniería impregnada de un alto componente humano, tecnológico y digital ha de ponerse a disposición y participar activamente en dinámicas transformadoras de las estructuras públicas, empresariales y comunitarias en pos de un desarrollo que tenga a las personas en el centro y esté profundamente integrada, desde el respeto, a nuestro contexto medioambiental”.

Para Luis Pinto Faverio, rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana, el mundo en general y Chile, en particular, requerirán de investigación aplicada y de innovación, en torno a la adaptación de la vida cotidiana a estas nuevas condiciones. “Necesitaremos del aporte de la ingeniería para pensar en cómo enfrentar situaciones similares que puedan aparecer en el futuro, porque también, tal cual ocurriera en el pasado, muchos de los avances tecnológicos puestos al servicio de la salud, han provenido del trabajo interdisciplinario con la ingeniería. No cabe duda que necesitaremos de ella para reflexionar y proponer caminos que nos permitan superar las secuelas sociales y económicas que ha generado la emergencia sanitaria”.

Noticias relacionadas


X