calendar correo curso diplomado horas lugar in-company magister magisteres programa-avanzado quotes reloj telefono contacto contacto grad video
Search
Coincidencias exactas
Buscar por
Seleccionar todos
Magisters
Diplomados
Cursos
Profesores
Noticias
Páginas

Flexibilidad: clave en medio de la pandemia

Flexibilidad: clave en medio de la pandemia
Compártelo en tus redes sociales:

En una entrevista con Diario Financiero, el profesor Ricardo Giesen, jefe de programa del Diplomado en Ingeniería Logística, comentó acerca de cómo las empresas han debido adaptarse y rediseñar sus procesos logísticos para hacer frente a un aumento en la demanda de los clientes.

El Diplomado en Ingeniería Logística comienza sus clases el 17 de junio de 2020, para más información y postulaciones, ingresa AQUÍ.

Lee la nota completa a continuación:

Fuente: Diario Financiero

Tras las medidas de confinamiento y el aumento del e-commerce, el sector logístico se ha visto más exigido y ha debido impulsar medidas para seguir operando de manera eficiente en medio de un panorama adverso.

El primer caso de Covid-19 en Chile fue informado el 3 de marzo. De ahí en adelante, la escalada del virus ha llevado a las autoridades a decretar cuarentenas obligatorias y a llamar, a quienes pueden, a un confinamiento voluntario. El impacto de las medidas se ha dado en todos los frentes, y también en el consumo: gran parte del comercio cerró sus tiendas físicas pero muchos continuaron sus ventas online, dinamizando el e-commerce y con ello, incrementando la demanda por espacios de almacenamiento y exigiendo mayor eficiencia a toda la cadena logística.

El sector debió adaptarse a la mayor demanda de ventas online, junto con rediseñar la cadena para soportar esta nueva estructura de consumo, explica Ricardo Giesen, profesor del Departamento de Ingeniería de Transporte y Logística y jefe del Diplomado en Ingeniería Logística de Ingeniería UC. De hecho, las redes de distribución no solo han permitido el abastecimiento del comercio y los artículos de primera necesidad, sino que han tenido la obligación de garantizar el suministro de insumos requeridos en el sistema de salud, acota el vicepresidente de la Asociación de Profesionales en Logística (Aplog), Boris Alarcón.

Algo que también “ha puesto al rubro bajo un escenario crítico y de presión, pero que se ha sabido responder con prontitud, creatividad y profesionalismo”, sostiene.

Medidas de seguridad

Aunque la cadena de distribución no se ha visto mayormente interrumpida, destaca Cinthia Perisic, gerente general de la Asociación de Logística (Alog), en el sector reconocen que se ha dado una ralentización debido a las cuarentenas y a los cordones sanitarios, que han restado eficiencia al servicio. Por tal razón, en la industria se han tomado medidas que apuntan al cuidado de los trabajadores frente a eventuales contagios, pues son ellos quienes garantizan la cadena y la continuidad operacional, dice Perisic.

Ricardo Giesen agrega que las compañías del sector han incorporado protocolos como las cuadrillas de trabajo, de manera que si un colaborador se contagia de Covid-19, sea solo ese equipo el que deba hacer cuarentena y no verse en la necesidad de detener toda la operaación.

Asimismo, algunas cadenas implementaron estrategias como tener un límite del tamaño de las órdenes, “lo que impide quiebres de stock y así no se genera una sensación de desabastecimiento”, dice Giesen, destacando que “siempre se ha mantenido” la disponibilidad de productos, salvo mascarillas y artículos que un comienzo fue difícil mantener.

Lecciones para el futuro

“El desafío permanente en las cadenas logísticas es ser flexible y resiliente a las nuevas necesidades”, opina Ricardo Giesen. Y en ese sentido, la conyuntura ha significado una oportunidad para pensar nuevas estrategias, como el rediseño de bodegas, por ejemplo, o reevaluar la cantidad de espacio y metros cuadrados que se le dedican hoy.

En esa línea, Giesen observa que muchos de quienes compran hoy en supermercados, trabajan para una aplicación y luego llevan los productos al cliente, un escenario que dice no se había visto con este nivel de masividad, y que representa una oportunidad de aprendizaje. “El espacio de supermercado no está pensado en términos de eficiencia como se piensa una bodega, donde uno pone los productos de tal manera que puedas armar los pedidos lo más rápido posible”, acota Giesen, previendo que a futuro algunas cadenas van a convertir sus espacios para preparar despachos a domicio y “probablemente, la experiencia en el local será distinta pues la gente no se llevará los productos, sino que los va a pedir”.

Necesitas ayuda? Conversemos
X